martes, 15 de noviembre de 2011

De lo que no vuelve


Me he tragado sin masticar
toda la ausencia almacenada
en cada uno de los cuadros perfectos
de tu gorra.
Y ninguno sabía a ti.



6 comentarios:

Jose Domingo dijo...

Muy bonito, aunque triste.

Pero muy bonito.

un beso :)

Isa dijo...

Gracias! :)

Anónimo dijo...

EL PEQUEÑO VENDEDOR DE CUPONES.


Pues mastica, mastica con dulzura y saborea las texturas de los que te queremos, que al masticar, la saliva de la creación, va dando forma al poema.

Isa dijo...

mastico, mastico...
mientras espero el abrazo de la casa que huele a brasero con los balcones despegables a todas las casas

Berta dijo...

Pincelada de fresa con sabor amargo. Eres extraordinaria pequeña

Isa dijo...

muchas gracias mi Berta, por tus comentarios, por poner sabor a este agrio poema!! :)